BERNARDO DE VELASCO Y HUIDOBRO VILLADIEGO 1742 ASUNCION 1822

guillermo da re acuarela retrato bernardo velasco casa independencia

Paraguay celebra este año el bicentenario de su independencia teniendo presente al último gobernador español, Bernardo de Velasco y Huidobro.

Bernardo nació en Villadiego el de agosto de 1742 y fue bautizado el veinticinco de ese mes en la iglesia de San Lorenzo Intramuros.

En 1803 llegó a Sudamérica con el grado de coronel y con el cargo de gobernador de las misiones guaraníes. El 12 de septiembre de 1805, el rey Carlos IV ordenó que, se unificara el mando de los gobiernos de Misiones y del Paraguay en la persona de Bernardo de Velasco con sede en Asunción.

Gobernó hasta comienzos de 1807, año en que fue llamado por el virrey del Rio de la Plata para ayudar a la organización del ejercito a fin de resistir las invasiones inglesas.

Una vez en Buenos Aires, como Mayor General al mando de la tercera división, destacó entre los mas aguerridos jefes militares de la defensa de la ciudad. Tras la victoria sobre los ingleses, con fa de valiente y ascendido a grado de General regresó a ocupar su puesto de gobernador del Paraguay y las misiones. Por su buen gobierno y los logros obtenidos en los terrenos social y económico fue querido y apreciado por todos los paraguayos.

En 1810, al estallar en Buenos Aires la revolución de Mayo, la junta creada solicito a Bernardo su adhesión al movimiento independentista, a lo que se negó enérgicamente.

El 24 de Julio de 1810 convocó una junta de vecinos integrada por asamblea general del clero, oficiales del ejercito, magistrados civiles, corporaciones y propietarios ricos. En esta junta se acordó reconocer al Rey Fernando VII y no a la autoridad de la junta bonaerense. para los paraguayos, esta junta fue el primer paso hacia su conciencia como nación frente a las pretensiones Argentinas y por ello, es el mayor reconocimiento que guardan sobre Bernardo de Velasco y Huidobro.

Anuncios

Acerca de lascalzas

Asociación cultural de Villadiego (Burgos)
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.